El coworking La Solana es un espacio de trabajo compartido así que es muy importante que sigamos todos ciertas normas para que la convivencia y la experiencia en este lugar sea lo más agradable y satisfactoria para todos. Compartimos el día a día con otros profesionales y debemos mostrar respeto por el trabajo de todos, de los compañeros coworkers, de los anfitriones o hosts y del personal que se encarga de la limpieza del centro. Entre todos, ser limpios y ordenados cada día nos permitirá disfrutar de La Solana en su mejor forma.

Ten en cuenta que en un espacio de coworking buscamos formar una comunidad, pero las personas que las integran somos diferentes, con diversas formas de ver las cosas. Se pide máximo respeto a cada uno de los miembros del grupo. Muéstrate dispuesto a ofrecer y recibir ayuda de los demás, respetando siempre su trabajo. Haz saber a los demás cuando estás disponible para hablar o ayudar pero respeta también el tiempo de trabajo de los demás.

Si quieres escuchar la radio o música, por favor, utiliza auriculares, para no afectar al ritmo de trabajo y la concentración de los demás.

La cocina está disponible para el uso de todos los coworkers, por lo que es muy importante que entre todos mantengamos el orden y la limpieza de este espacio con tanta afluencia. La vajilla, platos, vasos o tazas que utilizamos deben lavarse siempre después de su uso para que no se acumule en el fregadero.

La nevera tiene un tamaño adecuado para un uso diario, respeta el espacio disponible y deja lo que vayas a consumir en el día. No dejes comida de un día para otro, no tenemos sitio suficiente para todos para varios días. La parte de arriba de la nevera contiene los alimentos que se compran para todos, como leche que puedes utilizar para el café. La parte de abajo de la nevera es para la gente que trae sus comidas personales. El resto de armarios de la cocina son de uso exclusivo de los anfitriones de La Solana y son solo para guardar alimentos o utensilios de la empresa.

Cada sábado se hace una limpieza a fondo y se tirarán todos los alimentos que hayan quedado en la nevera, estén en buen estado o no, para poder comenzar la semana de manera higiénica y ordenada. Si queréis llevaros algo de comida restante de la semana, ¡acordaos de hacerlo el viernes!

Para comer y beber lo haremos en la zona de la cocina y no en las mesas de trabajo, ya que van quedando vasos sueltos por todo el coworking y se crea un lugar desordenado. Si durante una reunión, por ejemplo, usamos algunas tazas de café y unos platos para pastas, se devuelve a su lugar nada más terminar.

En las salas de reuniones pueden moverse las mesas y se puede variar la distribución según las necesidades pero al terminar hay que encargarse de dejarlo tal cual lo encontramos al entrar para facilitar el uso de los siguientes coworkers y de los encargados de la limpieza del espacio.

Si tienes alguna duda sobre el uso adecuado del coworking o de alguna norma en concreto, puedes hablar con cualquiera de los anfitriones de La Solana para aclararlo.

¡Muchas gracias!

Share This
X