Mireia Miracle llega a la Solana de la mano de Gabriela hace más de tres años. Tras su interés personal en la comida como fuente de salud, está una mujer que busca expresarse con su cuerpo. Y tras los alimentos que ofrece a sus comensales, está también la Mireia creadora. Porque toda ella es un mismo universo y se toma en serio cada cosa que hace como si fuera lo más importante del mundo. Y es que, es – lo másimportante – del mundo.
ROJO es un espectáculo, como ella misma dice, de danza, teatro gestual, humor, poesía, y sobre todo, una búsqueda personal de la belleza.
Y así percibes como espectador ajeno al proceso de su creación, cómo ha debido de ser un verdadero compromiso de vida en el que su autora ha invertido todo su ser sin escatimar esfuerzo alguno. Percibes desde fuera una intención transparente como cada gesto de cada parte de su cuerpo. Ves el máximo esmero y amor en cada objeto inanimado que al acompañarla adquiere vida. La elegancia de sus movimientos como claro reflejo del aliento de su alma.
ROJO es un gran espectáculo, sencillo, humilde, cercano, cálido, auténtico, que entretiene pero no es su objetivo. Nace, como cualquier expresión artística debiera hacerlo, como un camino de búsqueda existencial- belleza de su autor. Mireia indaga en su ser, mira al cielo para recibir respuestas, soporta el dolor de la separación, y llega a su ROJO. No es un camino fácil pero ella lo ha recorrido valientemente. Lo recorre en cada nueva actuación, porque las obras nacidas del corazón son órganicas, tienen vida propia, llegando incluso a sorprender a su propio creador.
Mireia nace al comienzo y vuelve a nacer al final llevandóse esas maletas llenas de experiencias. Crece superando los retos. Aprende a ponerse los zapatos, a vestirse, a caminar, a despedirse, a encontrarse con otros, a crear su templo, a amar… Siempre entre los dos lados separados por una valla. El yo y los otros, lo tangible y lo soñado, y como no, esta vida y la otra vida.
Entender su obra no tiene ninguna trascendencia. Lo que realmente importa es sentir el espacio que ella crea y compartirla.

 

Share This
X