La lectura del artículo de Luis Esteban y Rubio en el Salto Diario, deja un poso de reflexión sobre la actividad diaria de todos los emprendedores, empresarios, autónomos, trabajadores, o simplemente ciudadanos/consumidores de este mercado económico: que todos coincidimos en calificar de desbocado o fuera de control el mercado en el que estamos inmersos. La reflexión sobre qué podemos hacer o aportar cada uno desde su lugar, se hace ahora sí necesaria e imprescindible. Por eso la lectura de este artículo Nace el activisimo de economía solidaria abre algunos puntos en los que cada cual puede encontrar su propia respuesta.

“…los deseos del hombre deben eclipsar sus necesidades”. Así termina una frase de Paul Mazur, uno de los socios históricos de Lehman Brothers, en el que el modelo de consumo del capitalismo encuentra su máxima. “debemos desviar Estados Unidos de una cultura de las necesidades a una cultura de los deseos. La gente debe ser entrenada para desear, para querer nuevas cosas incluso antes de que las viejas hayan sido enteramente consumidas”. Con ello el capitalismo pretende lograr, a través de un uso abusivo del marketing y la publicidad, que sea la oferta la que, en la mayor medida posible, genere la demanda. Frente a esta visión, la economía social y solidaria se apoya más bien fomentar que sea la demanda la que, en la mayor medida posible, genere la oferta.

Un sencillo cambio de perspectiva en la actividad empresarial que por un lado puede suponer la satisfacción de ser un agente de cambio social y por otra parte, supone una gran ventaja en cuánto al éxito de las organizaciones que son más amables, humanas ya que satisfacen una necesidad de las personas.

Cada vez más emprendedores, empresarios y autónomos, se están sumando a la economía social, cuya denominación no se refiere en absoluto a trabajar por amor al arte, sino que son empresas sin esa ambición de beneficio. Se puede y se debe poder resolver dignamente el mantenimiento de la familia con una calidad de vida mucho mayor y además aportar a la sociedad lo mejor de cada uno.

La economía social / alternativa, ya no se relaciona con una baja rentabilidad. Recomendamos investigar sobre SANNAS y REAS, dos fabulosos ejemplos de ello.

Share This
X