Brillante 2019

Brillante 2019

Recibimos el año 2019 con las pinturas y los dibujos de Mikkel Eguskiza que cuelgan de las paredes de nuestro espacio de co-trabajo.

Y es que La Solana es sobre todo un espacio integrador, en el que la actividad artística siempre está presente. Ahora nos esperan dos meses donde los dibujos y pinturas de nuestro compañero Mikkel estarán presentes todos los días y serán mirados por todos los que trabajamos desde aquí. Esta interactuación de lo pintado y lo mirado tendrá influencia en ambos sujetos quienes así se convierten en sujetos activos.

Así lo propuso el autor el día de la inauguración: Intervenciones, actividades, nuevos lienzos,… Una nueva experiencia del acto de mirar.

Y, para empezar, os invitamos a leer este escrito que propone el autor y cuya lectura íntegra coloca ‘al que mira’ en la buena dirección:

El arte
suelo decir que el arte no sirve para nada, que si sirviera para algo sería otra cosa, un vaso, un martillo … es un poco provocador, si lo hago es porque observo que no hay mucha claridad al respecto

sin embargo, no es mi intención provocar, sino invitar a pensar sobre ello, a observar el fenómeno desde esa idea de lo que es útil, o no, o lo que el arte pudiera representar en la experiencia humana …

en todo caso, me gustaría que los pensamientos que siguen fueran los verdaderamente provocadores …

por eso he escrito y dicho más de dos veces, que si una obra de arte se puede explicar por otros medios es que no es una obra de arte, es otra cosa, una teoría filosófica, una tesis sicológica, un manifiesto político, una teoría o lo que sea que no tenga que ver con el arte …

una obra de arte no tiene explicación, se explica por sí misma, otra cosa es que hayamos desarrollado los recursos anímicos que se requieren para crear una experiencia propia al respecto: contemplativa, sintiente, de la voluntad disponible …

ya van dos ideas orientadoras, o desorientadoras: el arte no sirve para nada y, además, no tiene explicación fuera de su propio ámbito …

así que de arte habría que hablar artísticamente

es que al arte no se llega a través del pensamiento, la experiencia del arte es anterior a esa separación entre lo que veo y entiendo, entre lo que oigo y pienso que oigo, entre lo que toco y muevo y lo que pienso que toco y muevo, es anterior al comprender discursivo

… tal y como nos educan convencionalmente esto representa una dificultad …

eso anterior es el sentir, antes de que la expresión se manifieste como un pensamiento, llegue a ser un pensamiento, el sentimiento se convierte en imagen, sonido, volumen, poema … no hay pensamiento, hay sentimiento …

hay, que un sentimiento cobra apariencia sensible … un sentimiento se abre al mundo de los sentidos y de lo que sostiene la actividad de los sentidos como sentimiento, un sentimiento que conoce, que trasluce un conocer …

sentimiento, una vuelta a la infancia del alma, un viaje al interior divino del que surge todo lo que creamos …

se puede observar, también, que una obra de arte cobra forma a medida que va surgiendo, no se puede premeditar porque no es pensable en su apariencia, ni antes de que sea visible, tiene una voluntad a la que hay que escuchar y dar forma, es una voluntad receptiva, da igual que conozcas el tema, es solo una indicación … es común experimentar la aparición de la imagen como un descubrimiento … hay que escuchar, da igual, la escucha es la disposición básica

por eso el arte verdadero es improvisado, es decir: esponténeo, improbable … como la actualidad, como la realidad, como si fuéramos ya seres libres y conscientes, creadores de realidad, de la realidad humana …

ya van tres ideas: no sirve para nada, no tiene explicación y se manifiesta espontáneamente

el arte se dirige a lo infantil que pervive en el alma de cada una y cada uno de nosotros, aquél estado en el que percibimos el mundo por sus cualidades … percibir el mundo en los cómo, no en los qué

cuando somos niñas y niños somos la escucha, no jugamos, somos el juego, luego las palabras y el pensar nos separan de las cosas: pensamos y hablamos sobre las cosas, las cosas están fuera … es entoces, cuando nos damos cuenta de ello (si nos damos cuenta) que hemos de aprender a escuchar (o no) nuevamente, reconocer de nuevo al mundo, iluminar un proceso cuya duración es la de la misma vida …

en este punto son cuatro: no sirve para nada, no tiene explicación, es espontáneo – improvisado y es una creación que dura toda la vida

penetrándolo todo está la aspiración de la belleza, la relación con la belleza, el arte y la belleza … nos revela lo inconcebible del mundo, el abismo de lo terrible, el límite de lo soportable … la presencia del ángel frente a mis ojos, podríamos no soportar la belleza tampoco …

la quinta idea es desafiante, persigue un límite: traslucir la belleza como un velo que nos hablara de su polaridad … la belleza y lo insoportable de la belleza

llegados a este punto tendría que reconocer un servicio al arte: el de educar al ser humano en su evolución. ¿Cómo?, como una escuela de la escucha sin motivo, para advertir que la infancia es una edad nunca abandonada del todo, siempre por venir, y que la belleza es un límite, una puerta, un umbral protector, tal vez, un paso hacia un mundo que es otro y este mismo del que procedemos…

ahora voy a resumir que es ser artista: evitar en lo posible producir utilidad, no dar explicaciones sobre las manifestaciones de su actividad, estar disponible para crear conocimiento desde el sentir, y practicar el juego como método, como modo de vida, confiando en que la imaginación y la inspiración llegarán justo cuando tengan que llegar, y prepararse para ser un instrumento afinado, cada mañana, cada noche … se me quedaba en el tintero que el arte es una actividad nocturna, bien que se practique a mediodía o a cualquier hora del día, que no tiene horarios … como el mismo espíritu que atraviesa las edades … el arte es una escuela, por eso …

Mikkel Eguskiza

 

La delicadeza hecha mujer

La delicadeza hecha mujer

Mireia Miracle llega a la Solana de la mano de Gabriela hace más de tres años. Tras su interés personal en la comida como fuente de salud, está una mujer que busca expresarse con su cuerpo. Y tras los alimentos que ofrece a sus comensales, está también la Mireia creadora. Porque toda ella es un mismo universo y se toma en serio cada cosa que hace como si fuera lo más importante del mundo. Y es que, es – lo másimportante – del mundo.
ROJO es un espectáculo, como ella misma dice, de danza, teatro gestual, humor, poesía, y sobre todo, una búsqueda personal de la belleza.
Y así percibes como espectador ajeno al proceso de su creación, cómo ha debido de ser un verdadero compromiso de vida en el que su autora ha invertido todo su ser sin escatimar esfuerzo alguno. Percibes desde fuera una intención transparente como cada gesto de cada parte de su cuerpo. Ves el máximo esmero y amor en cada objeto inanimado que al acompañarla adquiere vida. La elegancia de sus movimientos como claro reflejo del aliento de su alma.
ROJO es un gran espectáculo, sencillo, humilde, cercano, cálido, auténtico, que entretiene pero no es su objetivo. Nace, como cualquier expresión artística debiera hacerlo, como un camino de búsqueda existencial- belleza de su autor. Mireia indaga en su ser, mira al cielo para recibir respuestas, soporta el dolor de la separación, y llega a su ROJO. No es un camino fácil pero ella lo ha recorrido valientemente. Lo recorre en cada nueva actuación, porque las obras nacidas del corazón son órganicas, tienen vida propia, llegando incluso a sorprender a su propio creador.
Mireia nace al comienzo y vuelve a nacer al final llevandóse esas maletas llenas de experiencias. Crece superando los retos. Aprende a ponerse los zapatos, a vestirse, a caminar, a despedirse, a encontrarse con otros, a crear su templo, a amar… Siempre entre los dos lados separados por una valla. El yo y los otros, lo tangible y lo soñado, y como no, esta vida y la otra vida.
Entender su obra no tiene ninguna trascendencia. Lo que realmente importa es sentir el espacio que ella crea y compartirla.

 

Esepuntodos

Esepuntodos

Se inaugura en La Solana una exposición que bajo el nombre de “Punto de encuentro S.2” reúne dos disciplinas complementarias: pintura y escultura. Silvia Anel y Leandro Alonso. Y a todo ello se une también este espacio de calidez empresarial en cuyo seno, y durante los dos meses de permanencia de esas obras artísticas, se van a permitir muchas libertades bajo el epígrafe de ‘agitación cultural’.

Y es que en un mundo que debe acometer cambios profundos en todos sus cimientos, y en el que todos y cada uno aporta un trabajo constante, es necesario, más que eso, imprescindible, tener espacios para reflexionar, en soledad, y en grupo. Y eso es precisamente lo que nos propone este joven marchante de arte que es Alejandro. Alejandro Carro Temboury capitanea con plena consciencia a pesar de su juventud, este barco durante dos meses, con la confianza de que ésta no va a ser una exposición de arte para ojear sino una exposición de obras artísticas para experimentar. Los primeros invitados que asistieron el sábado 28 de noviembre han percibido de manera leve esta propuesta atrevida y ambiciosa. Pero como todo lo que es de verdad, promete crecer en cada paso.

Visitas guiadas todos los martes y jueves por la tarde de la mano de Alejandro.

Los eventos puntuales se irán anunciando de uno en uno. Estad atentos.

    

      

  

Velada de Primavera

Velada de Primavera

El viernes diez de abril celebramos la primavera de la mano de Tiago Silvano quien creó el espacio idóneo para que cupiera la magia de la noche tal como luego acaeció. Y es que Tiago, como buen anfitrión, sacudió La Solana y dispuso cada detalle en su justo lugar. Preparó el alimento ingerido con afecto en el alma, tratando cada ingrediente con una pizca de amor.

Los asistentes colgaron sus capas en el perchero al entrar, para disponerse a volar más ligeros, con las notas de la guitarra de Omid y los ritmos de la caja de Shangó. Y pasó lo que tenía que pasar. Surgió la magia embriagadora rescatada del fondo de los corazones y flotaron los talentos ocultos sumándose al baile.

Así queda este espacio de trabajo colaborativo: lleno de inspiración creadora.

Las fotos de Salvador Camarasaltas

Las fotos de Salvador Camarasaltas

De cuando tu pasión es tu trabajo o tu profesión es una apasionante forma de vivir:

Hoy en La Solana, Salvador Camarasaltas abrió la serie de conferencias de grandes fotógrafos que van a compartir mes a mes su profesión con aquelllos amantes de la fotografía y todos los que quieran acercarse a esta casa. Y no lo podía inaugurar de mejor manera:
haciendo un repaso de su carrera en esto de la fotografía de alimentación.
No solo anécdotas del estudio y de las luces, también ha desmenuzado toda una especialización del sector publicitario dedicado a la alimentación con todas sus ramificaciones posibles: revistas de recetas culinarias, sección de cocina en revistas genéricas, la fotografía para el packing, campañas de lanzamiento de productos, menús de restaurantes… y dispuesto a seguir a todo lo nuevo por llegar. Lo nuevo en el sector de la editorial, como lo nuevo en los medios de su difusión y, cómo no, lo nuevo en las herramientas.

Sí. También en las herramientas. Sus cámaras desde el Sinar de gran formato, su Hasselblad como cámara de medio formato y su Nikon de película 35mm., a la actual Nikon digital, Salvador Camarasaltas sigue mirando el bodegón del alimento que su compañera Rita coloca ante su objetivo, de manera especial, con la mirada del que pretende plasmar la magia de cada producto.

Adaptarse sumando experiencia es lo que hace que las fotos de Salvador no dejen de sorprender al espectador y cada vez sean más novedosas y más espectaculres.

Y es que hoy al verle compartir su experiencia, uno puede entender la sonrisa de felicidad permanente que acompaña a este hombre, la sonrisa del que ha conseguido hacer de su pasión su profesión.

Nos ha sabido a poco las tres horas con él así que… ¡habrá más!

Velada de poesía en concierto

Velada de poesía en concierto

 
Sirva la lectura de este extracto de lo sonado entre estas paredes de esta casa para transmitir algo de lo vivido y sentido en la velada de poesía en concierto. El poema a Nabil (al que corresponde el extracto) cerró el acto.  Teresa sentada en un altar, acompañada por los músicos Chefa, Werner y Cristián, y entre las imágenes de Ángel, forman un verdadero quinteto dirigido con la maestría del que domina su lenguaje y da rienda suelta a su sentir en una sincronía perfecta. Así navegamos durante una hora en conexión con lo soñado el medio centenar de viajeros. Y es que Teresa relata con voz sonora, su mundo interior con matices únicos pero nutrida de la misma fuente que es la que nos une a las personas. Por eso retumba en el interior de todos los que asistimos a su encuentro.
Cuando te fuiste a Darjeeling 
te imaginaba entre la brisa 
en algún lugar amable, contento 
por haber pillado un arroz picante 
y un poco de carne tostada,
aparcando tu enorme mochila
bajo tus pies. Se acostumbraron
tus deseos a lo más sencillo,
has vencido al oso del oeste
y ahora te entrenas con el tigre del este,
preparado para viajar hacia una cumbre
hasta donde tus pies te lleven,
 
y los míos me llevaron contigo hasta Kolkata
y sus laberintos, hasta las asfixiantes escaleras
ahumadas, y también a las terrazas de Jorasanko,
y a los círculos de niños de Tagore
 
pero nada tan asombroso como aquellos
peregrinos del norte, que van junto a ti
esperando con paciencia
el encuentro
de las almas abiertas 
para que en el mundo deje de llover
de continuo, tanta tristeza

Poesia en la Solana barco

La transformación del espacio de la Solana es espectacular. Un grupo de personas, en esta ocasión con José María Herináez al frente, se ponen manos a la obra para crear un espacio cálido y recibir a los amigos que viajan bajo la lluvia, los vagones de metro, y las caminatas largas, con el deseo de compartir este encuentro intangible que crea lazos de unión.

 Poesia en la Solana pre3Poesia en la Solana pre2Poesia en la Solana pre1

Una vez más gracias a todos y a cada uno por hacer posible estas veladas artísticas de la Solana.

   Poesia en la Solana amigos2 

X