Ya la sexta velada artística de la Solana con el duo Ensemble Luz. Todo un camino de preparaciones para acoger a nuestro amigos que en la intimidad comparten la belleza.

Iris Azquinezer y Gala Pérez Iniesta llevan ensayando y preparando su concierto desde hace tiempo. Repiten una y otra vez cada frase que luego nos quieren regalar para compartir su escucha. No quieren balbucear. No buscan la piel. Ellas quieren el alma.

Y por eso todos nosotros también intentamos acompañarles en ese viaje que dura un par de horas.  Y vamos limando los detalles para intentar mejorar el entorno. Mis compañeros de cabina, Carlos y Carlo, que se desviven para que la casa esté acogedora. Entre los tres repasamos una y otra vez  los más pequeños detalles. Y van llegando los ‘amigos de la Solana’. ¡Cómo cuesta quitarse el abrigo, desprenderse del ruido!

Escuchamos hablar a Iris. Escuchamos a Gala. Cuentan detalles de la música que van a interpretar que nos entregamos a la escucha de manera natural, despojados ya de los últimas ataduras del intelecto.

Una vez terminado el concierto, una nueva fórmula de cenar juntos de la mano de Raquel y David. De Cristina y del novio de Raquel y de la madre de David. Unos nuevos compañeros de camino que traen aire fresco a la Solana, aire de juventud, de ecología, de sostenibilidad, de cooperativismo,…  de amor como prefiere decir Raquel. Un puesto de comidas elaboradas con los productos que ellos cultivan en la huerta ‘El Canto del Huerto’ en el pueblo vecino de Galapagar. Todo sano, sin las prisas de la inmediatez, alimento elaborado y presentado con tanto amor que lo eleva a la categoría de arte. Y es que de eso hablamos. Cualquier acto pequeño y cotidiano vivido en su dimensión integral (lo visible y lo invisible, lo tangible y lo intangible, lo material y lo espiritual,…) se convierte en un hecho trascendental, y para los creyentes de la divinidad, en un hecho de misticismo.

Gracias Iris y  Gala por vuestras música y por vuestra utopía compartida por todos los que asistieron a esta velada en  la Solana, el espacio de trabajo cooperativo en Torrelodones.

Share This
X