De cuando tu pasión es tu trabajo o tu profesión es una apasionante forma de vivir:

Hoy en La Solana, Salvador Camarasaltas abrió la serie de conferencias de grandes fotógrafos que van a compartir mes a mes su profesión con aquelllos amantes de la fotografía y todos los que quieran acercarse a esta casa. Y no lo podía inaugurar de mejor manera:
haciendo un repaso de su carrera en esto de la fotografía de alimentación.
No solo anécdotas del estudio y de las luces, también ha desmenuzado toda una especialización del sector publicitario dedicado a la alimentación con todas sus ramificaciones posibles: revistas de recetas culinarias, sección de cocina en revistas genéricas, la fotografía para el packing, campañas de lanzamiento de productos, menús de restaurantes… y dispuesto a seguir a todo lo nuevo por llegar. Lo nuevo en el sector de la editorial, como lo nuevo en los medios de su difusión y, cómo no, lo nuevo en las herramientas.

Sí. También en las herramientas. Sus cámaras desde el Sinar de gran formato, su Hasselblad como cámara de medio formato y su Nikon de película 35mm., a la actual Nikon digital, Salvador Camarasaltas sigue mirando el bodegón del alimento que su compañera Rita coloca ante su objetivo, de manera especial, con la mirada del que pretende plasmar la magia de cada producto.

Adaptarse sumando experiencia es lo que hace que las fotos de Salvador no dejen de sorprender al espectador y cada vez sean más novedosas y más espectaculres.

Y es que hoy al verle compartir su experiencia, uno puede entender la sonrisa de felicidad permanente que acompaña a este hombre, la sonrisa del que ha conseguido hacer de su pasión su profesión.

Nos ha sabido a poco las tres horas con él así que… ¡habrá más!

Share This
X