Impacto Positivo

Impacto Positivo

El martes pasado tuvimos en La Solana a Marta Suarez que nos habló de “las ciudades en transición”, o sea, en cómo tenemos que ir cambiando la configuración de nuestras ciudades para que sean más humanas, más sostenibles. Fue una hora de hora de verdadero placer escuchar conceptos tan sencillos pero que nos pueden cambiar la manera de vivir y sobre todo con un impacto potente en el entorno en el que vivimos. Marta impulsó hace tiempo la creación de una asociación con un grupo de amigos/compañeros suyos de carrera de biología. Esta asociación ‘Transitando’, nace con el propósito de divulgar los estudios académicos sobre el asunto de las ciudades y de cómo poder mejorar el entorno donde habitamos, sobre todo mediante la educación en colegios. En su proceso también han empezado a tener otros ámbitos de trabajo como son los ayuntamientos de las ciudades y las asociaciones en los barrios.

Por otro lado, justo esa misma tarde, se celebraba en el Matadero de Madrid el primer encuentro de las empresas B Corp de España. Un grupo de empresas que les distingue el sello de B Corp como empresas que quieren tener un impacto positivo en la sociedad.

Allí entre otros intervino Juan José Manzano de Alma Natura. Juanjo y su hermano Israel estudiaron informática pero no querían abandonar su pueblo natal que era Arroyomolinos de León en Huelva. Así que comenzaron a trabajar desde ese pueblecito de 900 habitantes para empresas de todo el mundo. Ahora son una empresa de éxito mundial mientras por la ventana de su oficina ven pasar a los burros que van al campo a trabajar. Su experiencia la comparten a través de Alma Natura para animar a otros para que no tengan que emigrar a las ciudades o a retomar los pueblos abandonados.

Paseando por su web además hay un artículo interesante acerca de los coworking rurales y de cómo este movimiento de trabajar en colaboración en un espacio se extiende por toda la geografía española.

La Solana un espacio de CO-trabajo

La Solana un espacio de CO-trabajo

Profesionales independientes, empresarios, autónomos, emprendedores, no solo comparten mesas contiguas sino que se configuran en una comunidad de interés común, esto es, mejorar su acción empresarial ejerciendo su actividad en un espacio cuyos costes son menores porque se comparten entre todos, pero además en un entorno de apoyo mutuo y colaboración.

La vida del autónomo como profesional que ejerce su actividad en solitario, está ya cada vez más lejos de esa idea bucólica de libertad. Además, cada vez la incertidumbre económica en un mercado complejo en sus necesidades los acerca más a una situación de estrés permanente: Cuando tienes trabajo porque es mucho trabajo para uno solo, y cuando no tienes porque cómo resolverás el mes. Esto además de una disminución de valor de tu trabajo como tal ya que se cobra cada vez menos por todo lo que se hace.

La Solana como espacio que reúne a muchos perfiles diferentes de actividad, se convierte así en una plataforma muy interesante donde reflexionar nuevas estructuras de relación económica. Es el lugar donde se puede desarrollar las capacidades individuales junto a otros, haciendo mejorar la eficacia por la suma de potencialidades. Mientras las grandes corporaciones cada vez más se están convirtiendo en estructuras demasiado estáticas, las necesidades de las personas requieren soluciones más simples e inmediatas. La posibilidad de equipos de trabajo más ‘líquidos’ que surgen aquí en La Solana son a veces las soluciones más ligeras, a mejor precio y más humanas en tiempo de dedicación al trabajo. Junto/o con otros profesionales aumenta las potencialidades con resultados mucho más satisfactorios. Esto es el apoyo mutuo y la colaboración que de manera orgánica se da cada día en La Solana, ya que sin estructuras predeterminadas, de manera natural, reúne a grupos que mejoran el balance de sus resultados por su actividad profesional, ya sea por solo un apoyo emocional, un compartir experiencias, o incluso trabajar juntos en un proyecto concreto que se beneficia de los conocimientos individuales.

Es evidente que la competitividad como cualidad social ha dejado de tener sentido en un mundo globalmente interrelacionado, y ha sido o debe ser sustituido por una cualidad mucho más cercana al momento actual, que es el compartir. Sobran los recursos según la FAO. Lo que está produciendo este desajuste mundial es el deseo de algunos de acaparar para diez vidas como si no fuera suficiente abastecerse la propia.

El Triple Balance

El Triple Balance

Sannas y el triple balance en la cuarta tertulia sobre gobernanza y economía

¿Es posible que pueda darse un balance tanto a nivel financiero, como a nivel social y ecológico en la contabilidad de las empresas? Sannas, la Asociación de Empresas del Triple Balance, lo está intentando.

El cuarto programa de la serie de tertulias organizadas sobre gobernanza y economía, contó en esta ocasión con la intervención del fundador y presidente de Sannas, Iñaki Alonso y con la de su vicepresidente, Laurent Ogel, quienes lideran el proyecto de esta asociación cuyas 45 empresas que la componen aspiran a convertirse en un referente dentro del mundo de la ética y la empresa.

“Queremos contribuir a la transformación económica”, señalada Iñaki Alonso durante la tertulia. Es por ello que Sannas no solo presta apoyo a las empresas que la integran para que sean más éticas, sino que además intenta, por un lado, fortalecer otros nichos de mercado, como los que genera el mercado social o la Red de Redes de Economías Alternativas y Solidarias, y por el otro, ejercer de lobby para que las políticas públicas favorezcan la constitución de empresas éticas.

“La transformación económica requiere acciones en el ámbito de la gestión empresarial, pero también que se aborde tanto la configuración del mercado como las políticas económicas”, indicaba Sergio García, quien entrevistaba a los invitados como en ocasiones anteriores, “y para lograr eso, una cosa que hemos entendido con la implicación de la Oficina de Asuntos Públicos de la comunidad bahá’í de España en el discurso de la gobernanza, es que hay que aprender a tender puentes con todos los actores sociales, incluyendo al gobierno, a las empresas y a la sociedad civil. La competición y el conflicto están tan instalados, que hacen muy difícil la acción colectiva”.

La Asociación de Empresas del Triple Balance también quiere establecer conexiones entre iniciativas sociales. “Queremos unir a todos, ser una plataforma que integre todas las iniciativas sociales en este campo y que no solo compita por ser una iniciativa más que conecta a la ética y a la empresa”, concluía Laurent Ogel al final de la tertulia.

En el siguiente enlace de Amaranta.tv tienen acceso a la tertulia completa y pueden conocer más acerca del instrumento de contabilidad que Sannas promueve para que las empresas responsables puedan evaluar la viabilidad financiera, ecológica y social de sus actividades:

amaranta.tv-programa Tiple Balance

La economía local

La economía local

En este segundo encuentro conversaron sobre “Economía Local” Don Ignacio Duque Sánchez, Licenciado en Administración y Gestión de Empresas, Master en Marketing, y Responsable de Campañas Sociales como la platafroma de exodo.org, con el director de este ciclo Don Sergio García, Doctor en sociología, profesor de la UCJC, investigador del Instituo de Gobernanza Democrática y director de la Oficina de Asuntos Públicos de la comunidad Bahá’í de España.

Entre muchos temas de gran interés, se habló de la experiencia en la particpación en el 15M como un movimiento ciudadano, del rechazo al TTIP por su gran perjuicio a la gran mayoría (99%) de la población en apoyo de esa minoría (1%) constituida por las grandes empresas y multinacionales que están acaparando no solo el mercado financiero sino que presionan para manejar en exclusiva los recursos de la tierra. No solo en España, ni en Europa sino que también en los Estados Unidos de América del norte, la verdadera economía se sustenta sobre la pequeña y la mediana empresa, sobre ese tejido de trabajadores que diariamente producen para todos, y que sin embargo son los menos apoyados de este sistema pervertido donde se sigue premiando la competitividad frente a la colaboración, el egoismo frente al apoyo mutuo. Pero dentro de este cuadro de desequilibrios también nace cada vez más muchos movimientos sociales con propuestas económicas diversas cuyo objetivo es mejorar la vida de la gran mayoría basándose mucho en la economía local.

En Diciembre de 2015 comenzó un nuevo formato de debate sobre economía en La Solana. Un ciclo de tertulias sobre gobernanza y economía en busca de modelos alternativos y viables de organización social. La novedad del formato es que será grabado y retransmitido por internet íntegramente. De esta manera se extiende su espacio más allá de las paredes de La Solana.

Pretendemos con este ciclo de tertulias abrir un espacio de conversación acerca tanto de las causas de los problemas económicos recurrentes como de los modelos teórico-prácticos alternativos emergentes. Y para ello es necesario cuestionar incluso el mismo marco liberal desde el que se dan los debates económicos. Los pensadores y activistas contemporáneos más relevantes como el premio nobel Amartya Sen, rara vez cuestionan los principios y concepciones subyacentes a ese marco, por lo que al entrar en el debate asumen inconscientemente muchos de sus planteamientos. El debate económico, político y ético no puede dejar fuera a tradiciones intelectuales diversas, sino que debe permitir un diálogo abierto en busca de consensos.

Si el mundo enfrenta desafíos sin precedentes, también sin precedentes han de ser las propuestas y planteamientos y métodos para enfrentarlos.

Qué es la Economía Solidaria

Qué es la Economía Solidaria

Hablar de economía se ha convertido en algo ajeno y sin embargo es una de las estructuras de relación con el mundo que todas las personas ejercemos de manera habitual, diaria y continua. Y como parte activa (o desgraciadamente pasiva) del sistema económico que hemos establecido es necesario que cada uno reflexione sobre ella y conozca las distintas alternativas a la que actualmente rige nuestras vidas. Una de estas alternativas que reúne ya a muchas personas, empresas y entidades es la llamada Economía Solidaria, bajo el paraguas de REAS, una red de redes que trabajan en todo el mundo. Aquí un pequeño resumen de sus principios e ideas:

“Existen una mayoría de problemas sociales que tienen el origen en no adaptar los objetivos y las estructuras a las personas, sino a la inversa.

La economía ha terminado siendo el fín en vez de ser el medio para conseguir una calidad de vida de toda la sociedad. La competitividad exige una velocidad, y un sistema a costa, justo de lo que se dice se quiere conseguir el estado del bienestar.

Qué estado del bienestar, ¿para quién, con que objetivos? Pensemos seriamente y cuestionemos el que 250 personas tengan tanta riqueza como el resto del mundo.

Nuestro reto es crear unas estructuras económicas solidarias no excluyentes, no especulativas, donde la persona y el entorno sean el eje, el fin y no el medio para conseguir unas condiciones dignas para todas las personas.”

Según la carta de principios de Reas la Economía Solidaria puede resumirse como:

“La economía solidaria, es un enfoque de la actividad económica que tiene en cuenta a las personas, el medio ambiente y el desarrollo sostenible y sustentable, como referencia prioritaria, por encima de otros intereses.

La economía solidaria en sus formas más diversas es una manera de vivir que abarca la integralidad de las personas y designa la subordinación  de la economía a su verdadera finalidad: proveer de manera sostenible las bases materiales para el desarrollo personal, social y ambiental del ser humano.

La referencia de la economía solidaria es cada sujeto y las comunidades creadas desde las iniciativas sociales, por lo que no se la identifica según los beneficios materiales de una iniciativa, sino que se define en función de la calidad de vida y el bienestar de sus miembros y de toda la sociedad como sistema global.

La economía solidaria, en el marco de la tradición de la economía social, pretende incorporar a la gestión de la actividad económica, los valores universales que deben regir la sociedad y las relaciones entre toda la ciudadanía: equidad, justicia, fraternidad económica, solidaridad social y democracia directa. Y en tanto que una nueva forma de producir, de consumir y de distribuir, se propone como una alternativa viable y sostenible para la satisfacción de las necesidades individuales y globales y aspira a consolidarse como un instrumento de transformación social.”

Hay más información en el portal de Reas: http://www.economiasolidaria.org/carta.php

Esepuntodos

Esepuntodos

Se inaugura en La Solana una exposición que bajo el nombre de “Punto de encuentro S.2” reúne dos disciplinas complementarias: pintura y escultura. Silvia Anel y Leandro Alonso. Y a todo ello se une también este espacio de calidez empresarial en cuyo seno, y durante los dos meses de permanencia de esas obras artísticas, se van a permitir muchas libertades bajo el epígrafe de ‘agitación cultural’.

Y es que en un mundo que debe acometer cambios profundos en todos sus cimientos, y en el que todos y cada uno aporta un trabajo constante, es necesario, más que eso, imprescindible, tener espacios para reflexionar, en soledad, y en grupo. Y eso es precisamente lo que nos propone este joven marchante de arte que es Alejandro. Alejandro Carro Temboury capitanea con plena consciencia a pesar de su juventud, este barco durante dos meses, con la confianza de que ésta no va a ser una exposición de arte para ojear sino una exposición de obras artísticas para experimentar. Los primeros invitados que asistieron el sábado 28 de noviembre han percibido de manera leve esta propuesta atrevida y ambiciosa. Pero como todo lo que es de verdad, promete crecer en cada paso.

Visitas guiadas todos los martes y jueves por la tarde de la mano de Alejandro.

Los eventos puntuales se irán anunciando de uno en uno. Estad atentos.

    

      

  

X